Recordando al Toto Zimerman en el día del abogado…pensando en lo tanto que nos hace falta


El año que luchamos sin contar con el Toto Zimerman

En un poema sobre el Che decía Silvio Rodriguez que nuestro primer deber sería impedir que lo pongan en un lugar sagrado, es decir, inmaculado, eterero, sin contradicciones ni pasión, sin errores ni temores.

Es decir lejos de la enorme humanidad que caracterizaba al Toto.

Qué decir entonces en este primer aniversario de su ausencia física?

Cómo no ofenderlo con frases vacías y gestos rituales?

Cómo ser coherentes con su herencia teorica y práctica?

He aquí un desafío de los que gustaba afrontar el Toto

Se me ocurre entonces que nuestro homenaje podría tener dos partes: un rescate de su legado conceptual, de sus aportes teóricos a la lucha por los derechos humanos en la Argentina post dictatorial, algo que a veces quedaba oculto tras su practica avasallante y formidable, ya se sabe de su papel en Budge, de la creación de la Correpi en el 92, de la cantidad de fallos contra policías asesinos que logró, de su labor de liegislador por Izquierda Unidad, de su aporte a la recuperación del Pozo de Banfield y de tantas y tantas otras batallas que lo contaron como animador incansable.

Y un balance de sus compañeros de la dirección nacional de la Liga de la que formaba parte al momento de su deceso, una dirección recompuesta en diciembre de 2005 con su aporte y que hoy puede hacer balance de lo actuado en un gesto que estamos seguros el apreciaría como apreciaba la coherencia y el esfuerzo de cada un por decir lo que pensamos y actuar en consecuencia.

A mi me parece que el Toto aportó de un modo fundamental a un nuevo pensamiento de los derechos humanos en la Argentina, a una nueva doctrina de los derechos humanos que todavía no terminó de nacer pero que seguro que cuando madure tendrá las huellas de su pensamiento y de su acción.  Una doctrina que se aparte de los vicios de culto a lo jurídico y lo legal, de estatalismo para hablar en terminos academicos para designar la deformación –tan extendida en el movimiento popular argentino- de pensar todas las reivinidicaciones sociales en relación con lo que el Estado puede o no puede hacer.  Creo, sincera y profundamente, que el ¨Toto aportó a restablecer una concepción correcta del Estado entre los luchadores por los derechos humanos.  Una concepción del Estado que reivindica lo mejor de la tradición marxista, el Estado es el consejo de negocios de la burguesía como Clase, al decir de Carlos Marx, el Estado es siempre un organo de dominación de una clase sobre la sociedad, repetiría Lenin en visperas del Octubre Rojo y el Estado es un sistema de relaciones de dominación que combina la coercción con la construcción de consenso diría Antonio Gramsci.

Y de allí la posición doctrinaria y práctica de Toto en la visiíon de que los temas jurídicos son siempre conflictos políticos y por ende, requieren de acciones populares extra jurídicas para avanzar o como él decía que el abogado es solo una parte y no la más importante, en la lucha por la verdad y la justicia.

O su visión de que entre el movimiento popular y el Estado debe haber una relación de autonomía y exigencia, nunca de compromiso y menos de tolerancia.

He aquí, acaso, el nudo teórico de la crisis que atravieza al movimiento de derechos humanos en la Argentina, tironeado por quienes quieren subordinarlo a un gobierno de discurso y gestos de respeto a los derechos humanso y una práctica de tolerancia con la impunidad histórica y actual.  La desaparición de Julio López, el asesinato de Febres, la exigua cantidad de fallos contra el Terrorismo de Estado, que se cuentan con los dedos de una mano, la práctica cotidiana de la tortura en sede policial y del “gatillo fácil”, la judiicialización de la protesta social y la represión calificada a los que luchan son una parte de la lista contundente de violaciones actuales a los derechos humanos, para no hablar de los 25 bebés que mueren diariamente según la Unicef por causas evitables o del escandalo de la desnutrición infantil y de los ancianos en el país del boom sojero y la exportación de la leche y la carne por millones de dólares.

Si no confiar en el Estado, digo en los jueces y políticos del sistema, en los punteros y comuncadores, en quién confiar entonces?  Pues en la fuerza del pueblo organizado, en la capacidad popular de gestionar poder.  En la creación de poder popular desde la lucha misma contra el acto represivo.

“La dictadura le apuntó a los clubes de barrio porque eran los lugares sociales donde la gente se reunía. Y ahora es tarea del pueblo recuperarlos.” nota de Tiempo Argentino


SAN LORENZO

Derecho a volver a Boedo

Publicado el 26 de Agosto de 2011

Por Silvio Ricci
Fe. El reclamo por el Gasómetro llegó al Museo de la ESMA.
“La dictadura le apuntó a los clubes de barrio porque eran los lugares sociales donde la gente se reunía. Y ahora es tarea del pueblo recuperarlos.” La connotación histórica, con la arenga posterior, la hizo José Schulman, integrante de la Liga Argentina por  los Derechos del Hombre, y ahí mismo los corazones de esas 500 almas sanlorencistas comenzaron a latir a mil por hora. Sabían que a la larga lucha por el regreso a Boedo se sumaba el respaldo de una organización de Derechos Humanos. Y todos los apoyos suman en esta cruzada por la vuelta.
Precisamente el lugar donde ese medio millar de hinchas santos, encabezados por la Subcomisión del Hincha, impulsora de la recuperación de los terrenos de Avenida La Plata, se reunieron para dar un paso más hacia la vuelta fue el ícono democrático de los Derechos Humanos, el Instituto Espacio de la Memoria donde funcionó la ESMA en los años de terror de la Argentina entre 1976 y 1983.
Las puertas de Avenida Del Libertador estaban abiertas, los hinchas de San Lorenzo se abrazaban, sonreían, sabían que estaban a minutos de un hecho histórico. Adolfo Res, el cerebro del regreso a Boedo, organizaba todo, saludaba, no dejaba detalle librado al azar. Las camisetas con la leyenda “Volveremos a Boedo” estaban grabadas a fuego en la piel de esos simpatizantes que ven cada vez más cerca el retorno al barrio que los vio nacer.
NI OLVIDO, NI PERDÓN. El apoyo explícito de Schulman y la Liga a la que pertenece elevó el ánimo. Las breves palabras de Res, de agradecimiento pleno, fueron el preámbulo del momento más emotivo de la jornada. Se apagaron las luces y en la pantalla gigante de una de las paredes de esa sala, donde alguna vez funcionó el cine de los represores, aparecieron los colores azulgrana. Canciones de Silvio Rodríguez, de Horacio Fontova, sonaban de fondo mientras un video comenzaba a desandar la historia de ese templo futbolístico que abrió sus puertas en 1916 y las cerró en 1983. Las lágrimas enseguida se hicieron presentes en los ojos de todos los concurrentes. Los nostálgicos, esos que saltaron en los viejos tablones de madera del Gasómetro, no ocultaron su emoción. Los pibes que no lo conocieron, llenos de anécdotas de padres y abuelos, tampoco resistieron el llanto. Ahí en frente estaban el padre Massa, Farro, Martino, Pontoni, Sanfilippo, los Matadores, Scotta, las más grandes glorias del club. Nadie paró de llorar. Con las luces encendidas quedaron al desnudo esos rostros brillosos del llanto inevitable. Enseguida Res contó sobre las expectativas y rememoró la expropiación del estadio por parte de la dictadura, encabezada por el brigadier Osvaldo Cacciatore, quien embaucó abiertamente a las autoridades del Ciclón de aquellos tiempos.
San Lorenzo, llevado de la mano principalmente por sus hinchas, dio un paso más, y bien grande, para volver a Boedo. Y lo hizo en el templo de la memoria, esa que nunca perdieron. <

La batalla de los hinchas de San Lorenzo contra Cacciatore. Una mirada al dominio dictatorial sobre la sociedad en un punto impensado: el futbol y los clubes de barrio….hoy se debate en la ex Esma desde las 18 hs. Organizan la Liga, la sub com. del hincha y el IEM


Convocado por la Comisión de Hinchas de San Lorenzo, el martes 21 de junio participé en un acto/conferencia de prensa, realizado en un bar de Avda. La Plata al 1700, bar que estaba justo frente al desaparecido estadio de fútbol. Fue para todos, los hinchas y yo, una experiencia inedita: hablar de derechos humanos, del Terrorismo de Estado y de fútbol ante unas trescientas personas, casi todas portando símbolos de su corazón cuervo.

No pude dejar de pensar que tres días antes, en el entierro del dirigente ferroviario comunista de Villa Constitución, Carlos Sosa, uno de los lideres del Villazo y secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos de Villa Constitución, una bandera de San Lorenzo cubría su cuerpo en el feretro, junto a la roja del comunismo y la azul y blanca de la Argentina. Es que ese es el lugar que ocupa el futbol en la sociedad argentina: una pasión popular incomparable, a la que la dictadura y el Terrorismo de Estado no podían dejar de prestar atención y darle tratamiento.

Para hoy, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, en su ciclo Julio Viaggio sobre Empresas y Terrorismo de Estado que se realiza en el auditorio Mabel Gutierrez del Edificio Cuatro Columnas que fuera asiento de la Escuela de Mecánica de la Armada, ha convocado a debatir sobre la denuncia de los hinchas del Club San Lorenzo acerca “la desaparición del Estadio del Club Atlético San Lorenzo de Almagro a través de la coacción permanente de distintas ordenanzas que empujaron al Club Social y Deportivo a una venta irrisoria para los valores de entonces”.

Según el estudioso del tema Adolfo Res “Las ordenanzas 36.019 que disponía la realización de un conjunto urbanístico destinado a vivienda colectiva y la 38.696 que reglamentaba la prolongación de las calles Muñiz y Salcedo y que cortaban en dos el predio que ocupaba el Club y el Gasómetro, fueron parte decisiva a la hora de que a San Lorenzo lo echen de su propiedad.  Pero como para el régimen asesino imperante las ordenanzas parecían no alcanzar para la expulsión del Club de su propiedad de Avenida La Plata al 1700, las amenazas personales a los dirigentes que gobernaron a la Institución fueron moneda corriente. Así fue que el Brigadier Osvaldo Cacciatore desde 1978 en adelante utilizó emisarios para hacerle llegar mensajes a los Dirigentes de San Lorenzo, “comunicando”  que el Club debía dejar el predio que tenía como propiedad en el Barrio de Boedo. Uno de estos mensajeros como relata el escritor y periodista Enrique Escande en su libro “Memorias del Viejo Gasómetro” fue el popular relator José María Muñoz, quien le hizo saber al Vicepresidente de entonces de la Institución, Juan José Passo que “El señor Brigadier está muy disgustado con el Club”, el apriete fue una constante del gobierno de facto y se profundizó aún más cuando el mismo Cacciatore recibió al propio Passo junto al presidente de San Lorenzo Moisés Annán en dos oportunidades, para decirles en la ultima reunión que su paciencia se había acabado y que se apuraran a vender porque sino pasaría la topadora por la totalidad del Club, los dirigentes de San Lorenzo con el lógico temor de aquellos años, le contestaron que para que ello sea posible esto debía aprobarse por los Asambleístas del Club, el mismo Brigadier respondió hagan lo que tengan que hacer, pero “vendan porque sino caeré sobre ustedes piensen en su familia”.  El Presidente Vicente Bonina intentó por todos los medios convencer al Intendente Osvaldo Cacciatore de que se reabra la cancha en 1981. En diferentes reuniones que tuvo en la Intendencia, el Brigadier se negaba a reabrir el Estadio argumentando que todas las instalaciones estaban en mal estado…fue el final del Club, al año siguiente San Lorenzo se vio obligado a mal vender su predio histórico, la Dictadura Militar se llevó puesto con total impunidad y autoritarismo a un Club de raigambre popular que tenía sentido de identidad y pertenencia en el barrio de Boedo.”

Hasta aquí la denuncia de los hinchas, que ayer se alimentaba de recuerdos que rozan el mito: hablan de una bandera de las Madres desplegada por la hinchada de San Lorenzo en plena dictadura, como razón última del odio gubernamental contra el tradicional club de Boedo. Historias a recuperar. Lo indiscutible es que las referencias al modo en que la dictadura obligó a los poseedores de acciones de Papel Prensa a entregarlas, casi gratuitamente, a los dueños de Clarín y La Nación, son llamativamente parecidas al modo en que el Brigadier Cacciatore obligó a la Comisión Directiva del Club a malvender el estadio con el doble objetivo de hacer un negociado inmobiliario (inmediatamente el espacio físico fue comprado por Carrefour para construir un Supermercado, ¿acaso con pleno conocimiento del negociado como en el caso de Papel Prensa?) y desarraigar un club social de amplia actividad deportiva, cultural y social de todo tipo.

La sintesis más compacta del Genocidio: un negocio para pocos y la destrucción de las redes sociales de organización popular, por más inocentes que nos puedan parecer ahora.   Por mi parte, al avalar la denuncia y anunciar la actividad en la ex Esma, traté de explicar el Terrorismo de Estado como un mecanismo de disciplinamiento social que buscaba cambiar profundamente el comportamiento social argentino, empezando por la lucha política y sindical, pero abarcando también los modos de organización territorial, y eso incluía a los clubes de barrio que por décadas había creado el movimiento popular argentino desde todas sus culturas políticas y especialmente desde el anarquismo, el comunismo y el peronismo.

Y que al potenciar el debate para recuperar el espacio físico donde estaba el estadio de San Lorenzo, hoy ocupado por un supermercado de Carrefour, era necesario extender la mirada hacia un fenómeno más profundo: la mercantilización casi absoluta de una pasión argentina, el fútbol, de modo tal que no solo lo han transformado en un negocio multimillonario, vinculado al lavado de dineros del narcotráfico y toda clase de negociados (como bien lo  ha denunciado el gran Diego Maradona) sino que lo han golpeado en su línea de flotación: convertido en un negocio, apagada la pasión, modulado hasta el último detalle de la vestimenta o el cotillón, el fútbol argentino se desliza por el camino de la mediocridad de un modo tal que nos hace olvidar que justamente nació como un juego colectivo, para divertirse y aprender que solo se gana si se juega para el equipo.

Y de eso se trata otra vez, de armar el gran equipo nacional, que no sea un “seleccionado” de estrellas, sino un inmenso movimiento popular de recuperación de este deporte como parte imprescindible de la verdadera identidad nacional, patriota, latinoamericanista y antimperiaslita, que nos coloque en el camino de la Segunda y definitiva Independencia, que no solo nos haga libres, sino más felices

22 de agosto de 1927, de 1951, de 1972 y de 1977: hay días en que la historia se convoca…..


Hay fechas que parecerían haber sido concebidas para un fin muy definido, y en ella se superponen acontecimientos caros a las dos tradiciones políticas argentinas que intentaron gestar una alternativa revolucionaria en su historia: la marxista y la peronista combativa.

Una de ellas es el 26 de Julio en que toda América Latina recuerda el asalto al Cuartel Moncada en 1953 por parte de un grupo de revolucionarios cubanos encabezados por Fidel Castro y en la que los sectores más combativos y de izquierda del peronismo hacían lo suyo con el nacimiento de Evita en 1919, símbolo mayor en la mitología peronista montonera.

Otra es el 8 de octubre, día en que nació Juan Domingo Perón en 1893, y que cayó en combate nuestro Comandante, Ernesto Che Guevara.  Y todavía hay una más simbólica, si es posible ello, y es la del 22 de agosto, día que parece predestinado para el dolor.

Concentrémonos en el 22 de agosto.  1927. 1951. 1972.1977.

Casi se puede escribir la historia política contemporánea con solo reflexionar un poco sobre estos cuatro 22 de agosto

Un 22 de agosto de 1927 fueron ejecutados por el Estado Norteamericano dos obreros anarquistas acusados falsamente de un asalto agravado por asesinato, Nicolás Sacco y Bartolomeo Vanzetti eran sus nombres y fueron convertidos desde entonces en uno de los símbolos mayores de la persecución contra los revolucionarios en el mundo entero; en otro 22 de agosto, pero de 1951, Evita renuncia a la candidatura a Vicepresidente que le había hecho la C.G.T., que había despertado el temor de la oligarquía y que su propio marido desalentó y, se sabe, que el 22 de agosto de 1972 pasó a la historia argentina como el día de la Masacre de la Trelew porque en esta fecha asesinaron a 16 de los 19 presos políticos que no habían podido completar la fuga del penal realizada días atrás en conjunto por militantes del E.R.P., Far y Montoneros encabezados por Roberto Santucho, Roberto Quieto y Fernando Vaca Narvaja respectivamente.

Y un 22 de agosto de 1972, en el centro de Rosario, mientras cumplía misiones partidarias, fue secuestrado para siempre el comunista Tito Messiez, uno de los responsables del aparato clandestino de propaganda del partido, que no sufrió por su detención  el menor deterioro de su seguridad.  Como él concebía la militancia, un privilegio que honraba la vida, Tito había callado en la mesa de torturas porque le convenía.  Por que le convenía no acepto canjear su vida por la delación, porque le convenía murió como había vivido, sin traicionarse un minuto, comprometido con la lucha hasta su última gota de sangre, con una sonrisa en los labios.

En otro aniversario de Tito, su amigo Ariel Bignami me ha contado en detalle aquellas discusiones de los ’60 en que harto de los que vivían la militancia como un sacrificio insoportable que sería redimido por el socialismo, casi como los malos católicos pasan por la vida sufriendo para llegar al cielo, Tito Messiez los provocaba diciendo que él militaba porque le convenía, porque luchando la vida tenía más sentido y era más hermosa vivirla.

Digamos algo más del menos conocido, el primer 22 de agosto de esta saga,  el del 1927, marca un momento de auge del movimiento obrero argentino, todavía con fuerte hegemonía del anarquismo, pero con una creciente presencia comunista que iría a desplegarse casi hasta la hegemonía en los primeros años de la “década infame”.

El asesinato de Sacco y Vanzetti es como la punta de un iceberg bien oculto: en los EE.UU. hubo una época en que el movimiento obrero y revolucionario era muy poderoso y para doblegarlo no solo acudieron al soborno y la corrupción de sus dirigentes, haciendo nacer la más terrible y fuerte burocracia sindical del mundo, sino que tuvieron que hacer uso de la policía, de un ejercito de espías, jueces, abogados, periodistas, asesinos a sueldo y otros “defensores” del capitalismo.

El periodista inglés A. C. Gardiner pinta esta semblanza de aquellos años: “Nadie que estuviese en Estados Unidos  –como yo lo estuve en el otoño de 1919- olvidará la febril mentalidad publica de ese tiempo.  Era prisionera del espectro del bolcheviquismo, envuelta en una pesadilla preñada de mil fantasmas destructivos.  Los propietarios padecían psicosis de terror y el horrendo nombre de radical[1] era sinónimo de bestia diabólica”. Solo algunos datos sueltos: 1913. dos militantes condenados a 99 años, masacre en las minas de Ludlow: 45 obreros muertos; 1916, cinco muertos, cuarenta y cinco heridos, 74 procesados en Everett y 116 dirigentes sindicales condenados a diversas penas; 1919, “redadas rojas” masivas y extradición de centenares de obreros rusos; 1920, otros 20 muertos en Montana. La lucha contra la condena se extiende a todo el mundo.  En la Argentina el 15 de julio, 5, 6, 10, 22 y 23 de agosto se realizan paros generales, aunque parciales, convocadas por la USA, la COA y la FORA.  Los estudiantes secundarios en número de 20.000 llenaron la Plaza de los dos Congresos y los obreros la Plaza Miserere. No imaginaba que solo cuatro años más tarde, tres anarquistas de Bragado, De Diago, Vuotto y Mainini, recibirían trato similar por parte del capitalismo argentino aunque salvaron la vida por haberse derogado la pena de muerte, cuestión que facilitó la mayor movilización de nuestra historia por la libertad de algún preso político.  De Diago se afilió al Partido Comunista, donde militó hasta su muerte


[1] la cita esta tomada del libro de Gregorio Selser “Luchas sindicales históricas de los obreros de los Estados Unidos”. Ed. Univ. Obrera de México 1991. pagina 137.  El termino radical refiere a los revolucionarios, no a los partidarios de Alfonsín y De la Rúa, obviamente.

Ciclo de Debates de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre sobre Terrorismo de Estado y Poder Económico: la expropiación del estadio del Club San Lorenzo de Almagro y la política de la dictadura contra los clubes populares.


El próximo jueves 25 de agosto, desde las 18 hs. en el auditorio del edificio Cuatro Columnas de la ex Esma, Avenida Libertador 8150, se realizará un debate con la participación de los periodistas Aberto Dean, Román Perroni, Martín Dianda y Enrique Escande ( Director de Deportes de Agencia EFE en nuestro país y escritor del Libro “Memorias del Viejo Gasómetro”), el historiador Adolfo Res de la Sub Comisión del Hincha del Club San Lorenzo de Almagro y del secretario nacional de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, José Ernesto Schulman.

En la ocasión se proyectarán videos institucionales del Instituto Espacio para la Memoria, sobre la labor de recuperación de  los ex centros clandestinos y su transformación en sitios de memoria en general y de la labor realizada en la ex Esma en particular, así como videos que dan cuenta de las condiciones en que el      Brigadier  Cacciatore impuso la expoliación del estadio de San Lorenzo en similares maneras con que el grupo Clarín/La Nación se apoderó de las acciones de Papel Prensa.

Dadas las condiciones del lugar, solo se permitirá el acceso de aquellas personas que hayan cumplimentado la inscripción correspondiente a través de la “”Casa de la Cultura Sanlorencista” y se habilitará una sala con pantalla gigante a fin de ampliar la participación en el evento el cual podrá ser seguido por www.laretaguardia.com.ar y por diferentes medios radiales que han prometido su transmisión en vivo, en todo o en parte.

Organizan la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, el Instituto Espacio para la Memoria

y la Sub Comisión del Hincha del Club Atletico San Lorenzo de Almagro.

Los derechos humanos en el aula….charla con debate en el acto de Suteba Zona Norte


En el día de hoy, más de seiscientos delegados de escuela participaron en el encuentro organizado por Suteba para la zona norte del Gran Buenos en la localidad de San Fernando

Allí presenté un enfoque sobre los desafíos que la lucha por los derechos humanos presenta a los trabajadores de la educación….he aquí el audio de la charla y del debate

http://www.ivoox.com/suteba-san-fernando-18-agosto-2011-audios-mp3_rf_764652_1.html

El daño sufrido por San Lorenzo será tema en la E.S.M.A…..


El daño sufrido por San Lorenzo será tema en la E.S.M.A.

Ocurrirá el próximo 25 de agosto, en el marco del Ciclo Terrorismo de Estado y Delito Económico. Sólo habrá lugar para 500 personas.

Por: Mundo Azulgrana

El próximo 25 de Agosto a las 18,00 hs, en el marco del Ciclo Terrorismo de Estado y Delito Económico se debatirá el tema San Lorenzo de Almagro.

La organización estará a cargo del Instituto Espacio para la Memoria junto a la Liga de los Derechos del Hombre, quienes solicitaron que el número de invitados sea de 500 personas.

En dicho acto, el panel de disertantes estará compuesto por José Schulman ( Liga de los Derechos del Hombre), periodistas nacionales (estarán confirmados esta semana),  Adolfo Res que presentó los fundamentos del Proyecto de Restitución Histórica y representantes de la Comisión de Prensa de Restitución.

Aquellos interesados en presenciar el acto deberán inscribirse en la Casa de la Cultura Sanlorencista en José Mármol 1691 a partir del Martes 9 de Agosto de 18 a 21 hs o vía correo electrónico restitucionhistorica@schcasla.com.ar o mensajes@mundoazulgrana.com.ar (enviar nombre y apellido con número de documento de identidad que lo acredite).

El cierre de invitados se efectuará una vez que se llegue a los 500 anotados, por los canales arriba mencionados.

Además dicho acto podrá verse en vivo en todo el mundo a través del sitio http://www.laretaguardia.com.ar

Comisión de Prensa de Restitución Histórica

La Liga denuncia el rol de los medicos de La Pampa en el Terrorismo de Estado….testimonios de Carina Salvay y José Schulman a Tiempo Argentino


Sólo 25 fueron procesados y apenas 16 recibieron condenas

La participación de los médicos durante el terrorismo de Estado

Publicado el 7 de Agosto de 2011

En La Pampa, el caso de tres profesionales de la salud puso en discusión el plan sanitario montado por la dictadura. Hoy atienden en sus consultorios, pero testigos aseguran que asistieron a los militares y presenciaron torturas.
Los médicos Miguel Antonio Aragón, Máximo Pérez Oneto y Atilio Cornachione, que en la actualidad ejercen su profesión en La Pampa, se desempeñaron activamente durante las acciones represivas desatadas por la última dictadura militar en la llamada Subzona 14, correspondiente a esa provincia, de acuerdo con las denuncias de varios ex detenidos desaparecidos, quienes señalan que los tres médicos presenciaron sesiones de tortura, asistieron a secuestrados en cárceles clandestinas y aconsejaron a los guardias que manejaban la picana eléctrica para que aflojaran con las descargas, haciendo indicaciones tales como “paren que se nos va”, frente a personas al borde de la muerte.
Aragón es hoy jefe de la División Sanidad Policial del Servicio Penitenciario Federal pampeano. Es decir, se encarga de velar por las buenas condiciones físicas de los reclusos. Toda una paradoja. Su nombre, dirección, número telefónico y correo electrónico de contacto, figuran en un listado oficial como parte del Departamento Personal de la Jefatura de Policía provincial.
Lo de Pérez Oneto y Cornachione es menos rimbombante. El primero es un especialista en enfermedades de piel, mientras que el segundo se ocupa de hacer tratamientos clínicos en su consultorio de la pequeña localidad de Toay, cercana a la capital Santa Rosa. Este presente de tranquilidad contrasta con la mano dura de aquellos años, que tuvo a este grupo de médicos en plena actividad como uniformados, de acuerdo con los relatos precisos de ex detenidos desaparecidos. De los tres, Pérez Oneto aparece como el más implicado, a partir de la existencia de cientos de fojas con su firma en el libro de entradas y salidas de “pacientes” que agonizaban en los centros clandestinos asentados en La Pampa.
Pero el trío era, en realidad, un cuarteto. El otro integrante era Juan Héctor Savioli, también visto en aquellos operativos durante los años de plomo. Sin embargo, a diferencia del resto del grupo, está confirmado que a Savioli la justicia ya nunca lo va a molestar por su pasado. Murió hace pocas semanas.
La denuncia contra Aragón, Pérez Oneto y Cornachione fue realizada por los mismos sobrevivientes de esa época: Nery Greta Sander de Trucchi (ex empleada del gobierno provincial), Raquel Barabaschi (entonces estudiante de la UTN de General Pico), Mireya Regazzoli (hija del gobernador destituido con el golpe de Estado de 1976), Luis Barotto (esposo de Barabaschi), Hermelinda Gándara (un agente de policía) y las celadoras Nilda Stork y Norma Trohil. Varios de ellos reconocen a los tres profesionales como las personas que los visitaron mientras permanecieron en cautiverio.
En estos momentos, la investigación conjunta para llevar a los médicos a juicio es realizada por un grupo de pampeanos integrado por Juan Carlos Pumilla, Norberto Asquini, Daniel Bilbao y Laura Cristina Rodríguez Kessy, entre otros. El trabajo se basa en la pesquisa y seguimiento que, sin ningún apoyo, llevó a cabo en la década de 1980 el fallecido periodista Marcelino Acosta; esfuerzo que hoy retoma su nieto Claudio. A eso se le suma el aporte de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, a través de la abogada que el organismo tiene en la provincia, Carina Mercedes Salvay.
Mientras tanto, los acusados realizan sus tareas con total normalidad. Tienen vigentes sus matrículas de habilitación, ya que el Círculo Médico de La Pampa, entidad encargada de avalar las colegiaturas, siempre se negó a expedirse sobre el tema.
El año pasado, Aragón, Pérez Oneto y Cornachione pudieron zafar de la justicia. Fue en noviembre, cuando el Tribunal Oral Federal pampeano, integrado por José Mario Tripputi, Armando Márquez y Eugenio Krom, tras el primer juicio desarrollado en la provincia contra responsables de delitos de lesa humanidad, condenó a penas de entre ocho y 12 años de prisión en cárcel común a genocidas de la Subzona 14. Después del veredicto, los acusados Roberto Constantino, Omar Aguilera, Roberto Fiorucci y Carlos Reinhart (comisarios), sumados a Néstor Greppi (edecán del ex presidente Raúl Alfonsín) y a Néstor Cenizo, Athos Reta, Oscar Yorio y Hugo Marenchino, tuvieron que mudarse a la Colonia Penal de Santa Rosa, conocida como Unidad 4.
Durante ese proceso, los apellidos de los tres médicos fueron mencionados en varias oportunidades como parte del engranaje sanitario de las fuerzas de seguridad, pero recién ahora las pruebas y testimonios que se están acumulando pueden lograr que finalmente sean sentados en el banquillo como principales acusados.
La causa, que actualmente se encuentra en los Tribunales Federales de La Pampa, está en la etapa de instrucción, reuniendo información para formalizar la acusación penal contra los médicos. Los querellantes esperan que la elevación a juicio oral llegue antes de fin de año.
“Se juntaron indicios cada vez más firmes con el objetivo de demostrar el papel directo e indirecto que el personal de la salud ocupó durante la represión en nuestra provincia, tanto en fuerzas policiales como militares”, explicó la abogada Salvay a Tiempo Argentino. También recordó que “en aquellas audiencias, la exposición de Pérez Oneto fue entrecortada, soberbia y confusa, y estuvo al borde de la detención por falso testimonio”. La integrante de la Liga agregó que “las palabras de las víctimas son incontrastables, porque dejan en claro que los médicos se encontraban presentes dentro de las salas de tortura, les efectuaban controles de pulso y presión, y hasta se animaban a dar instrucciones a los carceleros, como por ejemplo atenuar la tortura para que la persona no muriera”. De acuerdo a la acusación de Salvay, “ellos eran los que asistían diariamente a los detenidos en los centros clandestinos, y revisaban tanto a los secuestrados como a los reclusos comunes”.
Hasta ahora, todo ese material recopilado viene chocando con una estrategia ensayada por la defensa de los médicos: invocan supuestos documentos con los que “prueban” que ellos no estuvieron en La Pampa en el momento de las torturas, a pesar de la palabra de los mismos torturados, que los señalan por haber formado parte de las sesiones de picana. “Cornachione –que por entonces reportaba en el Batallón 101 de Toay– dice que permaneció en La Pampa entre junio de 1977 y la navidad de 1978, hasta que le dieron de baja. En el caso de Aragón, argumenta que llegó a la provincia recién en marzo de 1979”, relató Salvay. La abogada señaló que este tipo de maniobras “es algo repetido en los juicios a los genocidas: informes que las mismas Fuerzas se encargan de producir, que distorsionan las fechas de estadía de los acusados en los lugares donde se les imputan delitos de lesa humanidad”.
José Schulman, secretario de la Liga y detenido-desaparecido en la cárcel de Coronda durante siete meses, recordó que es determinante hablar de “Estado terrorista, es decir, de un conjunto de instituciones que componían un sistema represivo estudiado y organizado”. La importancia de esta mirada radica en que “en ese marco, una de las patas en las que se basó la política de genocidio fue la llamada fuerza sanitaria, con profesionales militares, policiales y penitenciarios, y un sistema hospitalario que manejaba desde maternidades clandestinas hasta servicios de rutina para el control de los secuestrados”. Schulman considera que “el caso de La Pampa es un ejemplo de ese entramado”, algo que fue quedando en evidencia a partir de un minucioso trabajo de investigación y una serie de informaciones cruzadas por el periodista Marcelino Acosta, que tuvieron que esperar mucho tiempo para ver la luz.
“Aragón, por ejemplo –sostuvo Schulman–, siempre ocupó funciones públicas, y a pesar de que existen testimonios que lo inculpan, ni la provincia ni el Colegio Médico hicieron absolutamente nada al respecto. En otras palabras: la corporación médica se calló la boca.” Esto a pesar de los reclamos de la liga, que exigió que de inmediato fuera separado de su cargo. “Más allá de cualquier supuesta documentación que presente para limpiar su pasado, los juicios y la memoria se construyen sobre la base de la palabra de los sobrevivientes, y son los sobrevivientes los que lo vieron mientras los picaneaban”, remarcó Schulman.
El otro punto que obstaculiza el avance de los procesos es que en muchos casos estos médicos incluso hicieron brillantes carreras y hasta son “respetados” por la comunidad científica y por sus pacientes. “Obviamente, no saben lo que esta gente hacía durante la represión, como pasó con Carlos Jurio, Enrique Corsi y Luis Favole, que atendían a detenidos en la Unidad 9 de La Plata”, explicó Schulman.
Otros testimonios que incriminan a Aragón, Pérez Oneto y Cornachione son los de los doctores Jorge Irazusta, Américo Taborda y Stella Truol, perseguidos y amenazados por la dictadura. El primero debió exiliarse junto a su esposa y compañera de militancia en Canadá, donde reside actualmente, mientras que Taborda y Truol salvaron milagrosamente sus vidas después que los grupos de tareas pampeanos intentaran asesinarlos por sus trabajos dentro del Plan Provincial de Salud, proyecto que entre 1975 y 1977 trató de poner en pie al Hospital Municipal Lucio Molas y reivindicar el papel de la atención pública en esa región.
“Mirá que hay que aguantar entrar a una sala de tortura, bancarse los gritos de dolor, la sangre, el olor a piel quemada. Algo terrible, no es para cualquiera”, sostuvo Schulman, y recordó que “la tradición represiva que tiene este país hizo que la policía y los militares fueran preparados para eso. Pero lo increíble es que los médicos se hayan plegado. Justo ellos, formados en una profesión que debería salvar vidas.”
Por todos estos elementos, para la abogada Salvay aquellos médicos que formaron parte del engranaje represivo local “no fueron un eslabón más, sino una pieza especialmente necesaria dentro del sistema genocida, porque con sus conocimientos sabían manejar los límites del dolor y el sufrimiento de cada víctima. Hasta su muerte quedarán convertidos en médicos torturadores, por acción u omisión.”  <

El Colegio de Abogados de Rosario excluyó de la matricula al represor Juan Amelong, ya condenado por delitos de lesa humanidad…..La Liga fue de las primeras denunciantes como antes había logrado la expulsión de Ramos y Facino del Pejota


Nuestra idea de lo que ocurrió es un genocidio, entendido como la eliminación de un grupo nacional para reorganizar radicalmente la sociedad.

Cuando hablamos de Terrorismo de Estado pensamos en el Estado en su conjunto que organiza el Terrorismo y nos gusta hablar de un bloque de poder para designar a quienes sostuvieron el Terrorismo de Estado donde empresarios, militares, políticos, periodistas, intelectuales, curas y otros grupos sociales actuaron articulados para sostener el Golpe y la impunidad.

Por todo ello no nos limitamos a la lucha jurídica contra la impunidad sino que impulsamos el debate sobre las tramas de impunidad que se tejieron en estos años.

En la provincia de Santa Fe hemos sido parte de los que lograron que el Pejota expulsara a los represores Eduardo Ramos y Mario Facino del Partido Justicialista y ahora al abogado Juan Amelong del Colegio de Abogados.

Llevamos setenta y tres años luchando por la libertad de los presos, por el castigo a los represores y procurando defender el acceso real de todos a todos los derechos humanos.

Somos la Liga Argentina por los Derechos del Hombre en la provincia de Santa Fe, la misma en la que militaron Guillerno Kehoe y Adolfo Trumper, los abogados que fueron parte de aquella movilización popular que logró la condena de los asesinos de Juan Ingalinella, secuestrado en junio de 1955 por la Policía Santafecina en castigo por su actividad contra los preparativos golpistas que triunfarían en setiembre del mismo año; la misma donde militaba Fidel Toniolli, uno de los más decididos luchadores contra la impunidad en el periodo de la dictadura a pleno, desde el histórico local de Cortada Ricardone 58, lugar de encuentro de todas y todos los que luchabamos contra la impunidad en el mismo momento que los crimenes se cometían

Y estamos orgullos de seguir siendo los mismos de entonces.

José Schulman

secretario nacional de la Liga, testigo en los juicios de la ciudad de Santa Fe,

militante de la Liga de Rosario entre enero de 1978 y diciembre de 1982

 

Diario La Capital de Rosario

Amelong fue expulsado de la matrícula de abogados

El Colegio de Abogados de Rosario decidió excluir de la matrícula profesional a Juan Daniel Amelong, condenado a cadena perpetua por el Tribunal Oral Federal Nº1 (TOF1) de la ciudad, por crímenes de lesa…

El Colegio de Abogados de Rosario decidió excluir de la matrícula profesional a Juan Daniel Amelong, condenado a cadena perpetua por el Tribunal Oral Federal Nº1 (TOF1) de la ciudad, por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura.

El directorio de la entidad debatió el pedido realizado por las letradas que patrocinan a las entidades Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (Ladh).

Amelong fue condenado en 2010 a cadena perpetua, en cárcel común, por privaciones ilegales de la libertad agravada, aplicación de tormentos y homicidios triplemente calificados durante la dictadura.

El ex oficial del Ejército fue juzgado en el marco de la causa Guerrieri por crímenes de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos Quinta de Funes, ex Fábrica de Armas Domingo Matheu, La Calamita, Escuela Magnasco y en la quinta La Intermedia, propiedad de la familia Amelong.

En el debate estuvieron 13 miembros del directorio (son 14 pero uno estaba fuera de la ciudad), de los cuales siete votaron por la exclusión de Amelong, y seis pidieron esperar a que la sentencia quedara firme —hay apelaciones del represor que aún no fueron resueltas—, aunque todos coincidieron en que los antecedentes de Amelong “aparecen objetivamente como negativos e incompatibles con el ejercicio de la profesión de abogado”.

La base legal para la exclusión de la matrícula de un abogado es el artículo 295 de la ley Orgánica de tribunales, que impide “formar parte” del Colegio a quienes “hubieren sido condenados a pena privativa de la libertad por delitos dolosos y de cumplimiento efectivo”, y habilita al directorio de la institución a “cancelar la matrícula sin substanciación alguna”.

Seis de los directores expresaron que sólo se podría cancelar la matrícula en los casos de sentencia firme y los otros siete expresaron en líneas generales que “la ley orgánica del Poder Judicial —sin perjuicio de la discusión sobre si el artículo 295 refiere o no a sentencia firme— y el estatuto del Colegio de Abogados establecen que la función esencial de la institución desde su creación es velar por el decoro del foro, garantizando al ciudadano que quien ejerce la profesión de abogado posee los valores éticos que se exigen para la actividad”.

Al término del encuentro, el presidente de la entidad, Ignacio Del Vecchio, declaró sentirse “orgulloso de pertenecer y formar parte de este directorio, ya que la madurez con que se abordó el tema habla a las claras de una admirable calidad institucional”. Añadió que “creemos sin lugar a dudas que con esta decisión estamos cumpliendo con la finalidad esencial que dispone nuestro estatuto: enaltecer el concepto público de la abogacía”.

Satisfacción de organismos. Por su parte, la abogada Gabriela Durruty, una de las firmantes del pedido, celebró la determinación del Colegio de Abogados, a la cual calificó de “histórica”, y apuntó que “no resistía ningún análisis que un genocida como Amelong ejerza la profesión”.

Además, señaló que la gravedad era mayúscula al recordar que Amelong “se autodefiende, se autorrepresenta, en una causa que tiene abierta en Paraná”, por la supresión de identidad a la hija de Raquel Negro —en ese momento secuestrada en poder de Amelong— y Tulio Valenzuela, hoy nieta recuperada.

El caso de “Pili” Rodríguez. La solicitud de Elida Luna, presidenta de Familiares, y Graciela Rosemblun, titular de la Ladh, incluía también al sindicado represor Pedro Pili Rodríguez.

La abogada Durruty recordó que “se encuentra procesado y elevado a juicio oral por los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada y aplicación de tormentos agravados, estando radicada la causa ante el TOF1, a la espera de fecha para la realización de la correspondiente audiencia”.

El Concejo municipal de San Lorenzo le impidió el año pasado a Rodríguez asumir una banca de edil por estar procesado por de crímenes de lesa humanidad.

CIUDAD › EL COLEGIO DE ABOGADOS CANCELO LA MATRICULA DE JUAN DANIEL AMELONG

El hombre sin ley no podrá litigar

En una votación dividida, se decidió por 7 votos contra 6 retirar la habilitación al condenado por terrorismo de estado.

 Por José Maggi

El Colegio de Abogados de Rosario le retiró ayer la matrícula al represor Juan Daniel Amelong, condenado por delitos de lesa humanidad e inscripto en el foro local. En un fallo dividido, por siete votos contra seis, se impuso la moción de cancelar la matrícula profesional al exmilitar condenado en 2010 a prisión perpetua por terrorismo de estado. La resolución llegó tras un intenso debate, promovido por Vildor Garavelli, uno de los catorce miembros del Directorio, de los cuales solo uno estuvo ausente, Martín Rosúa. Como había seis votos a favor y seis en contra llegó el desempate a manos del presidente del Colegio Ignacio Del Vecchio. La polémica se centró en que la condena del Tribunal Oral Federal Nº1 de Rosario aún no está firme.

“Mientras la mayoría de los directores contempló la Ley en su conjunto e invocó la función esencial del Colegio de Abogados de velar por el decoro del foro, garantizando que quieres ejercen la profesión reúnen los valores éticos necesarios, hubo otros integrantes que se centraron en la letra del artículo 295 y la necesidad de contar con una sentencia firme, para decidir la cancelación de la matrícula”, explicó Del Vecchio y resaltó que “esto es positivo y puede darse porque el organismo está compuesto por siete movimientos con distintas posiciones”.

“Hay que destacar la madurez y la calidad institucional con que se abordó en la reunión un tema tan difícil como éste y el hecho de que la mayoría de los integrantes del directorio evaluaron los antecedentes objetivos de Amelong como negativos para el ejercicio de la profesión”, señaló Del Vecchio.

Por su parte Vildor Garavelli explicó a Rosario/12 que “estando el colegiado Juan Amelong condenado por delitos dolosos con prisión efectiva se daban los extremos que pide el artículo 295 de la Ley Orgánica de Tribunales, que integra el Estatuto del Colegio de Abogados y en esas condiciones, teniendo en cuenta la calificación de delito de lesa humanidad por los que fue condenado, el Directorio del Colegio estaba habilitado para cancelarle la matrícula”.

La disparidad de opiniones dentro del organismo se debió a distintas interpretaciones de la Ley Orgánica del Poder Judicial, que en su artículo 295 alude a la necesidad de “sentencia firme”, requisito que seis colegiados entendieron que no se cumple en el caso de Amelong, ya que la misma fue apelada ante la Cámara Nacional de Casación.

A favor de retirarle la matrícula al exmilitar -�que podrá apelar la decisión del Colegio ante la Cámara de Apelaciones Penal-� se manifestaron Eduardo Martínez Pintado, Alejo Molina, Pedro Kasabián, Vildor Garavelli, Alberto Pessón, Pablo Saccone y el presidente, Ignacio Del Vecchio. El voto del titular del Colegio fue clave para desempatar.

En tanto, Mario Tettamanzi, Jorge Colombo Berra, Daniel Pellegrino, María Cristina Ferrada, María Laura Albornoz y Matilde Bouchardt consideraron que el artículo 295 no habilita al Directorio a la cancelación de la matrícula al ex militar.

En rigor, en la sesión de ayer nadie lo defendió, aunque se necesitaron cuatro reuniones para el acuerdo. Sin lugar a dudas, que un presidente del Colegio enrolado en las filas de Defensa Profesional –una agrupación ligada al peronismo de derecha, la Iglesia y los militares que desde hace años gobierna el Colegio– haya desempatado en contra de un condenado por terrorismo de estado es más que significativo.

La agrupación Familiares de detenidos y desaparecidos por razones políticas y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre festejó ayer el fallo: “La decisión del directorio es muy relevante. No pertenecemos al mismo colegio. No queremos genocidas en nuestra matrícula”, dice el texto del documento que rubricaron las abogadas Gabriela Durruty, Daniela Asinari, Jesica Pellegrini y Leticia Fascendini.

Encuentro de organizaciones de derechos humanos de Chile, Uruguay, Paraguay y Argentina


 

 

para escuchar el audio del panel de apertura del encuentro, pinchar en el link     panel museo de la memoria y los derechos humanos

Entre el 28 y el 39 de julio de 2011, se realizó en Santiago de Chile un encuentro de organizaciones de derechos humanos de diferentes regiones del país y de Argentina, Paraguay y Uruguay. 

El día 28 por la noche se realizó un acto público en el auditorio del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Chile donde hablaron José Schulman por la Ladh, Lille Caruso por la Com. de la Memoria de Uruguay, Martín Almada de Paraguay y Alicia Lira de Chile.  El día 29 se realizó el debate durante todo el día en la sede la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos de Chile y el día 30 se visitaron memoriales y espacios de Memoria, donde se compartíó con los militantes que sostienen dichos sitios

El  encuentro se referenció en el realizado en marzo de este año en Buenos Aires, Argentina, del cual ratificó sus resoluciones (que van al final de este material), procuró actualizarlas, completarlas en la comprensión de que se está forjando una red de solidaridades, acuerdos, fraternidades y voluntad de luchar contra la impunidad de ayer,  las violaciones a los derechos humanos de hoy y el Imperialismo norteamericano que está detrás de los perpetradores del Genocidio de ayer y de hoy.  Acaso nuestra principal resolución ha sido la de continuar este proceso de articulación por el camino de convocar a todas las organizaciones que sientan interpretadas en nuestras reflexiones y propuestas, sabiendo que es la hora de actuar decididamente para que nuestros pueblos conquisten los derechos prometidos una y mil veces, pero nunca alcanzados plenamente.

RESOLUCIONES Y PROPUESTAS DE TRABAJO EN COMUN

En cuanto a la impunidad que subsiste en Chile

a.       Ante la existencia de dos informes estatales sobre lo ocurrido en el periodo del Terrorismo de Estado, que valoramos en cuanto aportaron a hacer visibles los dramáticos hechos ocurridos, pero que son harto insuficientes y parciales llegando al colmo de encubrir a los represores, sus cómplices civiles, los poderes  económicos y sociales nacionales y al gobierno, las agencias y los grupos económicos de los EE.UU. que propiciaron, legitimaron y se beneficiaron con el Golpe de Estado; razón por la cual se han convertido en un obstáculo para la conquista de la Verdad, la Memoria y la Justicia; se hace necesario y hasta imprescindible que el movimiento de derechos humanos, los sobrevivientes, los familiares y el conjunto de fuerzas democráticas de Chile elaboren su propio informe sobre el Terrorismo de Estado y el Genocidio sufrido, haciendo especial hincapié en la denuncia formal y detallada de los represores y sus cómplices locales e internacionales a fin de poder impulsar procesos judiciales ajustados al Derecho Internacional.

b.      Reclamar los cambios correspondientes en el Código Penal para que los organismos de derechos humanos tengan derecho a actuar como querellantes en las causas por delitos de lesa humanidad, tal como ocurre en la Argentina.

c.       Impulsar la presentación de denuncias penales y las querellas correspondientes, contra los cómplices civiles,  las empresas y los grupos económicos nacionales y extranjeros  que propiciaron el Golpe y la Dictadura.

d.      Impulsar todas las iniciativas populares que procuran la anulación de la Constitución vigente, heredada de la dictadura; en ese camino, organizar un Evento de Reflexión, Debate y Elaboración de Propuestas Jurídico Políticas que aporten a dicho objetivo.  Apoyar dicho evento desde todos los organismos participantes en este encuentro mediante el envío de juristas y especialistas que contribuyan y respalden esta causa vital para la democracia de América Latina toda.

Acciones y pronunciamientos sobre la región

a.      Lanzar una campaña regional por la anulación inmediata de todas las leyes que apuntalan la impunidad e impiden el juzgamiento de los perpetradores del Terrorismo de Estado, a pesar de su evidente ilegalidad tal como lo ha ratificado la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de Uruguay.

b.      Merece especial repudio la resolución de la Corte Suprema de Chile que aplicó indebidamente  a estos juicios la llamada Media Prescripción, por la cual, luego de superar los innumerables obstáculos que se deben sortear, eliminan la mitad de la condena de modo tal que rara vez algún condenado queda preso generándose la paradoja de que un número importante de los pocos represores condenados, siguen en libertad contrariando las resoluciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que ha advertido más de una vez que los Estados no deben “hacer que juzgan” sino investigar, juzgar y condenar en serio a los genocidas.   Es por ello que apoyamos el proyecto de Ley que tiene por objeto interpretar el artículo 93 del Código Penal de Chile, de modo tal que los sentenciados por delitos de lesa humanidad sean imprescriptibles, inaministiables y no indultables.  Impulsaremos que todo el movimiento de derechos humanos de la región apoye el reclamo.

c.      Impulsar una campaña regional de propaganda común (afiches, volantes, publicaciones en internet y avisos radiales, etc.) bajo la consigna   TODOS ESTAMOS AFECTADOS POR EL TERRORISMO DE ESTADO, LOS CHILENOS, LOS URUGUAYOS, LOS ARGENTINOS, LOS PARAGUAYOS, LOS COLOMBIANOS, LOS LATINOAMERICANOS…QUEREMOS JUSTICIA PARA LOS PUEBLOS!  NO A LAS LEYES DE IMPUNIDAD. NO LAS LEYES LLAMADAS ANTITERRORISTAS. NO AL CONTINUISMO NEOLIBERAL EN LA VIDA DE NUESTROS PUEBLOS….por medio de esta campaña, se procurará articular un amplio bloque popular que sostenga la lucha contra la impunidad de ayer y de hoy…

d.      Proponernos presentar querellas conjuntas de organismos de derechos humanos de nuestros países en todos los juicios donde se investiguen las acciones conjuntas de los Estados en el periodo del Terrorismo de Estado, tales como las conocidas como Operación Cóndor y otras.  Para tal fin impulsar la articulación de los archivos y el pensamiento jurídico comenzando de inmediato por hacer accesible los sitios digitales de todos los organismos para todos tomando las medidas técnicas para que sea posible acceder  a los sitios de todos los organismos participantes en el Encuentro y la red en construcción, desde cada uno de los sitios de todos los organismos.

e.      Nuestra voluntad es ampliar el espacio convocante de este encuentro de modo tal que nos vayamos convirtiendo en una verdadera red de luchadores contra la impunidad de ayer y de hoy, esforzándonos por construir colectivamente un pensamiento capaz de sostener la lucha por los derechos humanos en el siglo XXI

f.       Declarar nuestro interés en proteger los archivos de lo conquistado  la lucha por los derechos humanos de toda la región. Exigir los esfuerzos estatales e internacionales correspondientes. Particular atención merecen los archivos depositados en la Corte Suprema de Paraguay que constituyen un patrimonio ético de primer orden para todos nosotros.

g.      En el marco de la conmemoración internacional por los derechos humanos, cada diez de diciembre, este espacio señalará, año a año, al político, gobernante u organismo internacional que sea considerado ese año al obstáculo principal para la vigencia de los derechos humanos en América Latina, comenzando este mismo año con la denuncia.

h.      Este espacio se declara abierto a la incorporación de toda aquella organización social que se consideren interpretados y contenidos por esta propuesta que se piensa como una red de organizaciones sociales y de derechos humanos, pares entre sí, defendiendo la pluralidad y el respeto a la diversidad como uno de los valores fundantes de este accionar.  Formalmente convocamos a todos los que se sientan interpelados por esta declaración a sumarse a este empeño por relanzar, recrear y fortalecer una nueva propuesta de derechos humanos.

En cuanto a la lucha contra el militarismo y las estrategias de dominación imperial

1.       Nos solidarizamos con el pueblo colombiano y apoyamos las iniciativas populares encaminadas a buscar una solución política al conflicto social y armado que vive el país hace más de sesenta años.  Rechazamos el Terrorismo de Estado y el Genocidio que sigue llevando a cabo el gobierno de Juan Manuel Santos.

2.      Denunciamos el estimulo del consumo de estupefacientes como herramienta de dominación y uno de los principales negocios que influye en los sistemas económicos sociales y culturales de los pueblos de América Latina.   La droga, la violencia y la delincuencia son una construcción del Poder que permite desviar la atención de los temas centrales, generando miedo e inseguridades en la sociedad. Denunciamos el gran negocio del trafico  y comercialización de la droga y de sus utilidades que ingresan al sistema financiero mundial, su influencia en el sistema económico social son altamente destructivos, aquellas políticas que pretenden erradicar el cultivo, trafico y comercialización son concebidas como instrumentos de dominación que profundizan el daño social.

3.       Denunciamos el rol preponderante y antipopular de los medios de comunicación social que coaligados en grandes consorcios económicos constituyéndose en funcionales a los intereses del capitalismo, construyen una realidad alienante para las grandes mayorías, criminalizando las luchas libertarias de los movimientos y organizaciones sociales, escondiendo la responsabilidad de los poderosos.

4.      Entendemos que las diferentes herramientas que se utilizan para inmovilizar física y sicológicamente a los pueblos, como el militarismo y la represión entre otros, responden a tácticas y políticas que sobrepasan los estados y los territorios de los países latinoamericanos. Los mentores de dichas estrategias son el Pentágono y los EEUU que actúan en salvaguardia de los intereses del capitalismo internacional, y con ello aseguran la instauración y mantención estructural del modelo económico neoliberal. Es imprescindible asumir una mirada latinoamericana para la lucha por los derechos humanos fortaleciendo todas las campañas de solidaridad entre los pueblos, como la que se desarrollará el 15 de octubre con motivo del Día del Prisionero político en Colombia.

5.      Es totalmente inadmisible que continúe cualquier forma de injerencia imperial sobre la formación y el funcionamiento de las fuerzas armadas, policiales y de seguridad de nuestros pueblos.  Exigimos el fin de todo tipo de iniciativa de formación hegemonizada por el Comando Sur del Ejército de los EE.UU.  Hay que terminar con los institutos de coordinación militar típicos del periodo de la guerra fría como el TIAR (Tratado Interamericano de Río) o la Conferencia de Ejércitos Americanos.  Hace falta una nueva doctrina militar y de seguridad que contemple como enemigo de nuestros pueblos al Imperio, sus agencias y acciones.  Apoyamos los esfuerzos tendientes a terminar con la doctrina de seguridad nacional y construir una nueva, respetuosa del principio de la autodeterminación de los pueblos y del derecho de los pueblos a la soberanía nacional y la conquista de todos los derechos para todos.

6.      Una vez más reafirmamos que el primer derecho de los pueblos es a luchar por los derechos humanos y que el camino de la lucha fue y será el camino de la conquista de los derechos humanos.  En una época de cambios para nuestra región apoyamos todas las luchas sociales, políticas y populares en este sentido y particularmente nos solidarizamos con la ejemplar lucha que vienen llevando a cabo los estudiantes y el pueblo de Chile al que saludamos, alentamos y nos comprometemos a la más extensa solidaridad.

Santiago de Chile, 29 de Julio de 2011

Participantes de Chile

HIJOS
Comisión Ética contra la Tortura
Servicio Paz y Justicia, SERPAJ-CHILE
Casa de la Memoria José Domingo Cañas
Casa de la Memoria Londres 38
Comunidad Ecuménica Martín Luther King
Memoria 119 Familiares y compañeros
Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi
Observatorio de la Escuela de las América, Chile
Agrupación de Familiares explosionados – Concepción
Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos de  Santiago
Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos de Pisagua e Iquique
Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de la Araucanía

Participantes de Uruguay

Movimiento por la Memoria de Uruguay

Participantes de Argentina

Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH)

Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) Argentina

Comisión por la Recuperación de la Memoria de Campo de Mayo

Participantes de Colombia

Colombianas y Colombianos por la Paz

Participantes de Paraguay

Martín Almada, integrante de la Asociación Americana de Juristas

Declaración de Buenos Aires del 23 de marzo de 2011 a la cual refiere el acuerdo de Chile, en el sentido de que la ratifica plenamente.

Encuentro regional de organismos de derechos humanos contra la impunidad de la “Operación Cóndor” de ayer y  los intentos de repetir la misma lógica intervencionista imperial.   Participaron el Servicio de Paz y Justicia de América Latina, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre LADH, el Servicio de Paz y Justicia SERPAJ, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos APDH, el Movimiento Ecuménico por los Derechos del Hombre MEDH, el Instituto de Relaciones Ecuménicas IRE, la Comisión por la Recuperación de la  Memoria de Campo de Mayo, el Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los pueblos MOPASSOL;  la  Comisión de Familiares de Ejecutados Políticos de Chile, Colombianas y Colombianos por la Paz y  el  Movimiento por la Memoria de Uruguay. Buenos Aires, 23 de marzo de 2011

Luego de realizar una emotiva visita el ex Centro Clandestino de detención, torturas y exterminio conocido como Orletti, en el barrio de Floresta de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los participantes del Encuentro entregaron una placa conmemorativa a la directora del Instituto Espacio para la Memoria para que la fijen en el sitio, cuando estén dadas las condiciones legales y edilicias, en un acto donde hablaron Adolfo Perez Esquivel del Serpaj, Graciela Rosenblum en nombre de la Comisión Orletti, Ana María Careaga directora del Instituto Espacio para la Memoria, Alicia Lira de la Comisión de Familiares de Ejecutados Políticos de Chile, Luis Puig, diputado uruguayo, presidente de la Comisión de DD.HH. del Congreso Uruguayo, Lille Caruso de la Comisión por la Memoria del Uruguay y Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo (L.F.) se dirigieron a la sede de la Federación de Judiciales donde deliberaron en plenaria por el transcurso de varias horas.

Al cabo de dicho debate, se adoptaron los siguientes acuerdos por unanimidad.

a)      Transformar en acciones conjuntas, colectivas y simultaneas del movimiento de derechos humanos de los países participantes y de todos los que quieran sumarse al esfuerzo común la voluntad de reforzar la lucha por la conquista de todos los derechos para todos los pueblos de América Latina, para lo que se hace imperioso comenzar por defender el derecho de los pueblos a la autodeterminación, la integración en un destino común y a la Paz, entendida no solo como la ausencia de guerra sino como el estado de respeto a la dignidad y los derechos de los pueblos.

b)      En tal sentido nos parece pertinente señalar críticamente y rechazar con toda nuestra fuerza, la campaña de hostigamiento contra el gobierno y el proceso de cambios que se viven en la República Bolivariana de Venezuela así como manifestar nuestra decisión de defender ese y todos los procesos de cambios en un sentido popular, antineoliberal y contra la dominación hegemónica del gobierno de los EE.UU. sobre la región.

c)       Queremos destacar que en todos los países de la región se observa un proceso de reagrupamiento y envalentonamiento de sectores militares antidemocráticos y de mentalidad fascista como los que consumaron el golpe de estado en Honduras, con cuyo presidente legitimo, Manuel Zelaya, nos solidarizamos y comprometemos a colaborar en la recuperación de la democracia.  Este proceso se ve alimentado y potenciado por el accionar de un conjunto de Fundaciones y supuestas ONG como la nefasta Unoamérica, que actuó en respaldo del golpe en Honduras o la Fundación Libertad de Argentina que sostienen una batalla cultural de proporciones en procura del pleno restablecimiento de los valores sostenidos por el autoritarismo  y el neoliberalismo. En esa labor son acompañados por los medios monopólicos de comunicación que construyen una realidad virtual favorable a sus planes.

d)      Está en marcha un proyecto de ocupación militar de la región por parte del gobierno de los EE.UU.: es por ello la instalación de bases militares en la región, la realización de ejercicios conjuntos con fuerzas de seguridad, los cursos y escuelas de policía que de algún modo suplantan la acción nefasta de la Escuela de las Américas.  Es por ello que nos sumamos plenamente a la Campaña continental América Latina es una región de paz. Fuera las bases militares extranjeras y nos pronunciamos contra la transformación de las Islas Malvinas, territorio argentino, en una fortaleza militar de la Otan que amenaza la región y fortalece la dominación colonial inglesa.

e)      Apoyamos los procesos judiciales abiertos para esclarecer los crímenes de la Operación Cóndor y de todas las formas de colaboración entre los gobiernos de América Latina en función del Terrorismo de Estado.  En tal sentido, exigimos la apertura de todos los archivos de todos los países que fueron parte de aquella Operación Cóndor, empezando por los del país que lo fomentó y coordinó: los Estados Unidos de América que tiene el deber de colaborar en el esclarecimiento de los crímenes cometidos bajo su supervisión estratégica.

f)       La Operación Cóndor y el Genocidio cometido contra los pueblos de América Latina tuvieron como objetivo último la imposición de un modelo económico social y un conjunto de valores culturales que todavía subsisten en diversos grados en nuestros países.  Es por ello que nos comprometemos a impulsar y acompañar todas las acciones populares contra el modelo extractivo que no solo agrede el medio ambiente sino que nos condena a una distribución injusta de la riqueza que crean nuestros pueblos.  Especial interés nos merece el accionar de los grupos económicos que ayer sostuvieron el Genocidio y hoy lucran con este modelo extractivo que se ha convertido en verdadero enemigo de la democracia y la supervivencia del planeta.

g)      Valoramos en toda su dimensión el cambio habido en la región en cuanto a la autonomía de las políticas de integración regional, que tuvieron elevado papel en la crisis de Honduras y en los esfuerzos por abrir paso a un proceso de dialogo para la paz en Colombia.  Aportaremos a que ese rumbo, expresado en el nacimiento de nuevas estructuras como el Alba, el Unasur, el Banco del Sur y la transformación de otros como el propio Mercosur se mantengan y profundicen.

h)      Como una expresión de la ofensiva derechista sostenida por el gobierno de los EE.UU., los organismos internacionales por ellos hegemonizados como la O.E.A. o el G.A.F.I. los grupos fascistas de militares y las fundaciones y ONG de la derecha, se han aprobado en algunos países de nuestra región leyes conocidas como “antiterroristas” que amplifican la lógica de la guerra contra los pueblos que lanzó el Acta Patriótica de los EE.UU. luego del setiembre de 2001.  Nos proponemos lanzar una campaña regional por la anulación de todas las leyes antiterroristas vigentes en la región.

i)        Desde todo lo anteriormente manifestado, repudiamos enérgicamente  la intervención militar extranjera sobre Libia, al tiempo que reclamamos el respeto por todas las partes de los derechos humanos del pueblo libio y especialmente a su derecho a la autodeterminación.

j)        Rechazamos enérgicamente la provocación de Alvaro Uribe contra el compañero Adolfo Perez Esquivel a quien pretende querellar bajo el cargo de terrorista por su compromiso con la búsqueda de una solución negociada para el conflicto colombiano, tal como se acordó en el Encuentro Haciendo la Paz en Colombia, realizado recientemente en Buenos Aires, que auspicia un camino de dialogo y que provocó la ira del fascismo colombiano que representa el ex presidente Uribe.  El próximo 29 de marzo entregaremos en las Embajadas de la región una declaración de desagravio de Adolfo Perez Esquivel, que extendemos a Piedad Córdoba y el Movimiento Colombianos y Colombianas por la Paz.  Será esta nuestra primera acción conjunta, abriendo un camino que anhelamos sea de aporte a la unidad de los pueblos desde el movimiento de los derechos humanos de la región.

k)      A tal fin, convocamos a un nuevo encuentro regional de organismos de derechos humanos, a los fines de fortalecer los acuerdos logrados y balancear el plan de acciones acordados, para el mes de agosto en Santiago de Chile.  Para ello se constituye un Equipo de coordinación con la Comisión de Familiares de Ejecutados Políticos de Chile, el Servicio de Paz y Justicia América Latina y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre